8 de septiembre de 2012

UN PEQUEÑO REGALO


... Una promesa es una promesa. Y hace un año escogí unos hilos de lana con mi sobrinita para hacerle una bufanda. Y ni ella ni yo nos hemos olvidado.
Más vale tarde que nunca y llega justo para el nuevo curso escolar (aunque todavía haga calor).

El regalito me ha servido para aprender a hacer pompones... ¡No sabía que era tan fácil! Jeje... llega a mi vida una nueva era pomponil :)

3 comentarios:

  1. EXPEDIENTEX7:02 p. m.

    La vida tiene muchas etapas,
    o eras, que se repiten...

    Saludos Lili.

    ResponderEliminar
  2. EXPEDIENTEX8:18 p. m.

    Vuelvo por aquí
    porque en mi blog
    hay premio para tí..

    ResponderEliminar
  3. Estás hecha una manitas!
    Muy bonita la bufanda!

    ResponderEliminar